12 dic. 2017

Un vigilante de seguridad en Metro de Madrid inicia una huelga de hambre por los impagos en las nóminas de la concesionaria

Un vigilante de la empresa Seguridad Integral Canaria que presta servicio en Metro de Madrid ha iniciado este lunes una huelga de hambre indefinida en protesta por los impagos que arrastra la plantilla, de al menos dos meses.

Según ha comentado este vigilante en un vídeo publicado en redes sociales, la huelga de hambre tiene carácter indefinido y se trasladará a diferentes estaciones del suburbano durante su protesta para difundir la situación que atraviesa la plantilla.

"No nos pagan ni tienen intención de hacerlo, he optado por la única manera en la que se puede hacer algo dentro de la legalidad", ha asegurado el vigilante para relatar que su intención es que "todo el mundo se entere de lo que puede hacer una persona por reclamar sus derechos, su salario y su dignidad".

"Estaré todo lo que pueda, hasta que el cuerpo aguante", ha relatado en este vídeo para recalcar que la situación de los vigilantes de esta empresa que hacen servicio en Metro es "indignante" debido a los retrasos en el pago de sus nóminas.

Los empleados de esta empresa llevan durante las últimas semanas realizando diversas protestas de cara a exponer su situación debido al impago de sus nóminas del mes de octubre y de noviembre.

Así, el 1 de diciembre medio centenar de vigilantes del Metro de Madrid protestaron frente a la Asamblea de Madrid porque 550 trabajadores de la empresa Seguridad Integral Canaria no han cobrado las nóminas de noviembre y entre 60 y 100 de ellos tampoco las de octubre, por lo que piden ser escuchados por los diputados autonómicos.

Por su parte, la Comunidad de Madrid recalcó que sancionará a las empresas de Seguridad de Metro que incumplan contratos y garantizará "sueldos dignos" para los trabajadores de las mismas. De hecho, esta trabajando en un nuevo pliego de condiciones que contemple la posibilidad de rescindir el contrato con la adjudicataria en el caso de incumplimiento.

11 dic. 2017

Las grandes tecnológicas (Apple, Google, Microsoft, Amazon y Facebook) sólo crearon 1.500 empleos en 5 años en España

Entre ellas suman más de 3,3 billones (españoles) de dólares capitalización bursátil. Sus negocios no dejan de crecer. Son las cinco grandes empresas tecnológicas: Apple, Google, Microsoft, Amazon y Facebook. Su negocio conjunto en el último ejercicio sumó 513.000 millones de dólares en todo el mundo. En los cinco últimos años, su crecimiento ha sido fulgurante. También en España. ¿Cómo se ha traducido en el plano laboral en España?

Las cinco grandes compañías, a través de todas las filiales con las que opera, sumaron algo menos de 1.500 empleos nuevos en los cinco últimos ejercicios, según las cifras hechas públicas en sus cuentas anuales de resultados presentadas en el Registro Mercantil y recopiladas por EL ESPAÑOL.

¿Cuánto supone esa cifra? Inditex creó en ese lustro más de 9.000 empleos netos (su plantilla en el mercado español pasó de 39.500 a 48.600 trabajadores). La comparación no tendría mucho sentido si no fuera porque más del 80% de todo el empleo creado por las grandes tecnológicas tienen que ver con el negocio físico: la expansión de los almacenes logísticos de Amazon y de las tiendas físicas de Apple.

Amazon, la logística y los mozos de almacén
Estas dos compañías son las que concentran buena parte de la creación neta de empleo (1.435 de los 1.494 empleos nuevos). Amazon es la que más ha creado entre las tres grandes filiales con las que opera (tiene una cuarta filial para el negocio publicitaria, pero su actividad es aún muy pequeña). Ha sumado 990 nuevos puestos de trabajo a cierre de 2016. De esos, 849 proceden de la sociedad con la que gestiona sus almacenes.

La consecuencia de esa evolución tiene que ver con el salario medio abonado a cada uno de los empleados. En la filial Amazon Spain Fullfilment el salario medio (excluyendo gastos sociales e incluyendo posibles retribuciones en forma de acciones) para los empleados a cierre de ejercicio ha pasado de 25.900 euros en 2013 a algo más de 19.600 en 2016. ¿La razón? El peso del puesto de mozo de almacén, con una nómina más baja.

En el caso de la filial de servicios, Amazon Spain Services, en 2012, el arranque de este lustro, tocó suelo con 118 empleados. A cierre de 2016 tenía 228 (con salarios medios de 58.500 euros). ¿Y en la compañía con la que gestiona la nube? Ha sumado 31 nuevos empleos hasta alcanzar los 43.

Apple y sus tiendas
Apple opera en España con dos sociedades. Una para cubrir todas las tareas de promoción y marketing de los productos y otra para la gestión de sus once tiendas repartidas por España. La primera de ellas, Apple Marketing, ha mantenido muy estable su plantilla: ha pasado de 116 a 117 empleados en estos cinco años. ¿Los salarios medios? Han pasado de 75.700 a algo más de 108.000.

En el negocio de las tiendas físicas es donde ha crecido más su plantilla. Ha sumado 445 empleados, un 60% más respecto a los 803 con los que cerró 2012, según los datos de sus cuentas de resultados. ¿Y los salarios? Nada que ver con los de la otra filial: de 23.400 a algo más de 27.700.

¿Y el resto?
En el lado opuesto a estas dos compañías está Facebook. La filial española del gigante de la publicidad online apenas ha sumado 12 empleados, colocando su plantilla total en España en 22 trabajadores que perciben, entre salario y ‘stock options’, 162.500 euros de media, en base a los 3,5 millones que gestó en salarios en 2016.

Por último, se encuentran Google y Microsoft. La primera ha pasado de 139 a 167 empleados en España (un 20% más), con un salario medio -en base al gasto en salarios de la sociedad- de 187.000 euros (frente a 143.000 euros de 2012). La segunda ha sumado 19 hasta los 676 (un 2,8% más) con su filial española y un salario medio de 118.100 euros (frente a los 101.000 de hace cinco años).

Las mujeres, clara minoría
Más allá de la evolución general de las plantillas, algo que queda claro a la luz de las cifras es que las mujeres siguen siendo una clara minoría en los equipos de estas compañías. En Apple representan el 30% con apenas 412 de los 1.365 que conformaban el equipo entre sus dos filiales a cierre del pasado año.

En Google suponen el 45% (75 de 167); en Microsoft, el 30,6% (207 de 676), y en Amazon -sumando las cifras de sus tres grandes filiales- el 33,5% (400 frente a 1.192). ¿Y Facebook? Es imposible de dilucidarlo porque el último año en el que desglosó por sexos en su memoria fue 2013 cuando había 3 hombres y 10 mujeres en la plantilla.

10 dic. 2017

Madrid reduce 4 de cada 5 euros de la deuda de las grandes ciudades desde la era Carmena

Cuando Manuela Carmena fue investida como alcaldesa de Madrid, los consistorios de las trece grandes ciudades españolas debían un total de 10.186 millones de euros. Dos años después, esa deuda ha caído a los 7.930 millones, en gran medida gracias a la política de amortización de deuda llevada a cabo por el Ayuntamiento de Madrid. El 80% de la reducción de esa deuda corresponde al consistorio de la capital.

Madrid debía 5.583 millones de euros cuando Manuela Carmena se convirtió en alcaldesa. Ahora debe 3.567 millones, según datos del Banco de España en su último informe (segundo trimestre de 2017) sobre la deuda en los ayuntamientos con más de 300.000 habitantes. Esa caída supone un recorte en la deuda madrileña del 37%.

Junto al Ayuntamiento de Madrid, la mayoría de los grandes consistorios de España han ido reduciendo su deuda en los últimos años. Valencia, Zaragoza, Valladolid, Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca, Málaga, Córdoba, Bilbao y Alicante deben menos ahora que hace dos años. Entre todas estas ciudades han reducido un total de 523 millones de euros. Madrid cuadruplica ese dato al haber recortado la deuda en 2.016 millones, aunque sigue siendo la que más debe.

Barcelona y Murcia, por su parte, son las únicas dos ciudades con más de 300.000 habitantes que han aumentado su deuda desde las elecciones municipales de 2015. El Ayuntamiento de la Ciudad Condal ha incrementado la cifra en 122 millones de euros mientras que la capital murciana ha doblado su deuda, pasando de 162 a 324 millones.

9 dic. 2017

Así es el vídeo de las 'espartanas' de Coca-Cola que lucha contra la hipocresía navideña


Las trabajadoras de Coca-Cola, apodadas como 'las espartanas', han difundido en redes sociales un vídeo en el que versionan la conocida canción publicitaria 'Un mensaje de paz'. En su versión, las espartanas ofrecen una visión crítica de la actualidad, haciendo balance del año 2017.
La tasa de paro, la pobreza (entre otras, la llamada 'pobreza energética'), los desahucios, la corrupción, los asesinatos machistas... Los datos ofrecidos en el vídeo son ilustrados con imágenes de compañías energéticas, miembros del Gobierno y del Partido Popular.
A continuación, cantan el conocido jingle de Coca-Cola alterando su letra y denunciando que en las instalaciones que la compañía de refrescos tiene en Fuenlabrada (Madrid) hay "empleados sin trabajar" y "mobbing laboral", "autos de jueces sin cumplir" e "impunidad". 
El vídeo termina con una exhortación a no beber Coca-Cola. "La 'chispa de la vida' es Coca-Cola en lucha", afirman, en otra clara alusión a un conocido eslogan de la marca. La campaña se está extendiendo por redes sociales con la etiqueta  #CampanadasEspartanas y ha recibido el apoyo de representantes y partidos políticos, entre otros Izquierda Unida:
El vídeo original de Coca-Cola con la canción Un mensaje paz fue emitido por primera vez en Estados Unidos en 1971. La canción original se titulaba I'd Like to Teach the World to Sing (In Perfect Harmony) y fue interpretada por el grupo The New Seekers.
En España se emitiría en los años setenta y ochenta:

En enero de 2014 Coca-Cola Iberian Partners anunció un ERE tras la fusión de sus siete embotelladoras en España y como parte de un proceso de reestructuración. Inmediatamente los sindicatos encendieron sus alarmas y hablaron de un despido colectivo irregular. Ahí comenzó uno de los conflictos laborales con más repercusión de los últimos años.