10 feb. 2014

Especial "Escrache a la policía del franquismo" [3:23]

La Brigada Político Social (BPS) en Valencia, la policía del franquismo que se dedicaba a perseguir a los movimientos de oposición al régimen, sufrió en el año 1972 un escrache incitado por las páginas del periódico clandestino Verdad, órgano del Comité Provincial del Partido Comunista de España.


En su contraportada se publicaron los nombres de los agentes, sus domicilios y teléfonos. Esta fue la respuesta a las torturas que denunció haber recibido un grupo de jóvenes estudiantes detenidos en abril de 1971. Algunos de ellos se han adherido a la querella argentina que investiga los crímenes del franquismo, en la que denuncian haber sufrido las torturas y malos tratos de policías como Manuel Ballesteros, Benjamín Solsona o Jacinto López Acosta.


La Marea ha hablado con ellos, ha recogido el relato de los hechos, de esos 15 días en comisaría donde aseguran que se sintieron en manos de una policía que "podía hacer lo que quisiera", una historia escalofriante más de cuatro décadas después. Solo cuando salían de la comisaría y perdían de vista a los policías de la BPS, respiraban con tranquilidad.


Muchos de estos miembros de la BPS tuvieron puestos de gran responsabilidad tras la caída del franquismo. Ellos ya lo decían en su momento: "no os equivoquéis, cuando llegue la democracia nosotros seguiremos aquí". Y se cumplió. Ahora, la vía argentina abre una nueva vía para que sus actos "no queden impunes", según cuentan los denunciantes, que la resumen en una sola frase: "no es una cuestión revanchista, sino de justicia".

Publicar un comentario