14 jun. 2017

Qué son las ventas en corto y por qué la CNMV no las atajó con Banco Popular como ha hecho con Liberbank

  • "Se trata de vender algo que no tienes con la esperanza de que baje y obtener un beneficio. Esto se hace presionando la cotización para que caiga", explica una analista.
  • La CNMV ha frenado este movimiento altamente especulativo con Liberbank, pero decidió no hacerlo con Banco Popular, cuyas acciones han acabado perdiendo todo valor.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido este lunes atajar las ventas en corto, unos movimientos extremadamente especulativos que estaban arrastrando al abismo las acciones de Liberbank tras la caída en desgracia de Banco Popular la semana pasada, que acabó con su venta a Banco Santander por un euro.

¿Qué son las ventas en corto?

Las ventas en corto son operaciones en las que los inversores apuestan a que una acción va a bajar, y con ello ganan dinero. En concreto, consiste en "pedir prestados" o "alquilar" los títulos y venderlos en el mercado. Más adelante se recompran las acciones para devolverlas a quienes nos las ha prestado, pero cuando el precio ha caído. Si las vendí a diez y las recompro a cinco, y quitando lo que debo pagar a quien me ha prestado, se puede tener una ganancia de, por ejemplo, tres.

"Se trata de vender algo que no tienes con la esperanza de que baje y obtener un beneficio. Esto se hace presionando la cotización para que caiga", como explica la bróker y asesora financiera Margarita Rivas.

¿Por qué estas operaciones implican una caída del precio de la acción?

La propia operativa de las ventas en corto supone una depreciación de las acciones, recalca Javier Flores, de Asinver. Cuando hay muchos actores vendiendo, los precios bajan.

¿Quién hace ventas en corto?

Normalmente son "hedge funds" y grandes inversores los que llevan a cabo este tipo de acciones.

¿Por qué la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) las ha prohibido en el caso de Liberbank?

Según ha explicado en una nota el supervisor, con la prohibición de vender en corto durante un mes se pretende evitar una alta volatilidad "sin que haya razones para ello". Las acciones de Liberbank cerraron la semana pasada con un recorte del 40,61%, tras catorce sesiones a la baja, especialmente las dos últimas, lo que los expertos atribuyen al "efecto contagio" tras la intervención y posterior venta del Banco Popular al Santander por un euro.

¿Qué consecuencias ha tenido la prohibición?

Las acciones de Liberbank han subido un 30% este lunes porque no sólo se han cerrado las operaciones especulativas en corto, sino porque se ha producido el efecto contrario al de las ventas masivas: los que se habían embarcado en estas operaciones tienen miedo de que sigan subiendo y han corrido a comprar, lo que provoca una subida de las acciones. Como consecuencia, explica Rivas, los especuladores en este caso han debido perder dinero.

¿Por qué la CNMV no hizo esto mismo con Banco Popular?

A las acciones de Banco Popular les ocurrió lo mismo, se presionó a la baja el precio de los títulos con estas operaciones especulativas, y bajaron un 18% el jueves, otro el viernes y otro el lunes, que fue cuando se suspendió la cotización. Banco Popular llegó a tener casi un 12% de las acciones en manos de estos especuladores que juegan a apostar porque la acción va a caer.

Una situación "calcada" a la que hoy ha frenado la CNMV con Liberbank, según Rivas.

Lo que ha alegado el organismo supervisor es que en el caso de Liberbank no hay información "relevante" que justificase que la entidad dirigida por Manuel Menéndez cayese casi un 40% durante tres sesiones bursátiles a raíz de la resolución de Banco Popular, informa EP.

En el caso del Banco Popular, la CNMV explica que las pérdidas registradas, el cambio de gestión en el banco, la necesidad de emprender una ampliación de capital o ejecutar una operación corporativa, justificaban un incremento de las posiciones cortas en la entidad.

¿Qué opina el mercado?

Según Margarita Rivas, si se hubiera cortado "el ataque de los bajistas" con Banco Popular se habría evitado que más de 300.000 accionistas se quedaran sin nada. A su juicio, el argumento de que no había información por parte de Banco Popular "es totalmente peregrino".

Javier Flores cree que este tipo de prohibiciones de la CNMV sólo se deben poner en marcha para proteger a los minoristas y los pequeños inversores, no a las propias entidades o a las empresas que se puedan ver afectados. A su juicio, si se dan los criterios de transparencia e igualdad de información, las ventas en corto son perfectamente legítimas para dar liquidez al mercado.

"No se debe proteger artificialmente un precio", destaca, pues es cuestión de tiempo que ese valor pueda ir a un escenario de rescate o resolución.

¿La CNMV va a ampliar la prohibición a otras entidades?

Según un portavoz "es un proceso bastante delimitado a Liberbank"  y no se plantean extender esta medida sobre otros valores.

¿Es la primera vez que se pone en marcha la prohibición?

No, en 2012, en plena debacle financiera, la CNMV prohibió las operaciones cortas en todo el mercado.  "El proceso de reestructuración bancaria aún no está finalizado, lo cual genera una serie de incertidumbres sobre el sistema financiero español que podrían afectar a la estabilidad financiera. En este contexto, el levantamiento de la prohibición de realizar operaciones de venta en corto añadiría incertidumbre a través  de su probable impacto en el mercado", explicaban entonces.

Un portavoz de la Bolsa de Madrid explica que prohibir por completo estas operaciones de manera permanente significaría "quitar la esencia al mercado", pues éste se basa en la apuesta por subidas o bajadas de valor para obtener ganancias.
Publicar un comentario