6 sept. 2017

UNA EMPRESA DE AVIONETAS DEJA EN TIERRA A HAZTE OÍR “POR PRINCIPIOS”

Los pilotos acordaron no pilotar la avioneta de la campaña contra los derechos LGTB. Una empresa de publicidad aérea con base en Sabadell ha dejado en la estacada a la organización ultraconservadora Hazte Oír, que durante este verano ha llevado a cabo una campaña aérea contra los derechos LGTB por las playas españolas. La dueña y los pilotos de la compañía acordaron “por principios” no prestar este servicio en la costa catalana.
"Cuando se lo dije a mis pilotos, respondieron que a ver quién lo iba a volar”, explicó la gerente de Tavisa, Dora Hernández, en declaraciones a Servimedia. Hazte Oír llegó a enviar su ideario a la empresa para gestionar con ellos un servicio de difusión aérea de su campaña contra la ley de Igualdad LGTB, que se está tramitando en el Congreso de los Diputados.
La intención de la organización ultraconservadora era sobrevolar la Costa Brava y cubrir la costa de Sitches a Salou y Cambrils, pasando también por la Barceloneta. “Personalmente no comulgo con su ideario, pero como compañía tuve obligación de mandar un presupuesto”, matizó.
Hazte Oír denunció hoy que esta empresa -que a su juicio gestiona el monopolio de este servicio en Cataluña- se negó a trabajar con ellos pese a que les envió el presupuesto. Según la gerente, este fin de semana se pusieron en contacto con ella para que fletara una avioneta para que, en caso de que detuvieran la que ya había contratado la organización, saliera “de inmediato”.
No obstante, tras hablar con los pilotos que trabajan para la compañía, Dora Hernández concluyó que no prestaría el servicio a Hazte Oír. “Yo podría tener un hijo transexual, gay o lesbiana; o amigas, o simplemente no tener a nadie, pero el respeto es primordial”, declaró.

LA EMPRESA VUELA CON EL ‘SÍ AL REFERÉNDUM’
Sin embargo, tal y como reconoció la empresa, Tavisa sí vuela con organizaciones que apoyan el referéndum catalán del 1 de octubre por la independencia de Cataluña pero, tal y como argumentó Dora Hernández, los mensajes que exhiben los separatistas “no van en contra de ningún colectivo”.
En estos casos, si los pilotos se niegan a volar -ya sea por cuestiones climáticas u otras razones- no se les puede “obligar” por reglamento. Y es que éstos apelaron en el caso de Hazte Oír a sus “principios morales y personales” para no despegar con la campaña tachada de “tránsfoba” por las organizaciones del colectivo LGTB.
Publicar un comentario